Siete comunidades concentran el nuevo exceso de mortalidad registrado en agosto en España

    Siete comunidades concentran el nuevo exceso de mortalidad registrado en agosto en España

    Los incrementos se dieron en Aragón, Cataluña, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Extremadura y Castilla y León

    Decenas de personas disfrutan del ambiente de las terrazas de la plaza...

    Decenas de personas disfrutan del ambiente de las terrazas de la plaza de Pedro Zerolo en Madrid, el 25 de agosto.
    EFE

    Actualizado

    El Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) actualiza en su último informe, a fecha de 1 de septiembre, el exceso de mortalidad registrado en España durante este año marcado por el coronavirus. Según el documento, durante los peores momentos de la pandemia, entre el 10 de marzo y el 9 de mayo murieron 43.342 personas más de las esperadas: un 63% por encima de lo habitual. Si bien se trata de fallecimientos por todas las causas, una parte importante de estas muertes se atribuye directa o indirectamente a la crisis sanitaria provocada por la Covid.

    Tras superar el pico de casos y después de un periodo en el que los fallecimientos quedaron incluso por debajo de lo habitual, desde el 27 de julio, el MoMo vuelve a registrar un exceso de mortalidad en nuestro país. En concreto, del 27 de julio al 15 de agosto son 2.556 los fallecidos por encima de la media, lo cual supone un 12,6% más. El incremento ha sido menor entre el 17 y el 31 de agosto, con 1.000 fallecimientos que implican un exceso de mortalidad del 6,7%. El exceso de mortalidad en España durante la pandemia asciende ya a 44.772 fallecimientos.

    Estos episodios de exceso de mortalidad, que se determinan por el registro durante más de dos días consecutivos de un mayor número de muertes observadas que de esperadas, han sido distintos en cada comunidad autónoma. Durante los meses de julio y agosto, únicamente se detectaron excesos de mortalidad en Aragón, Cataluña, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Extremadura y Castilla y León.

    El pico más pronunciado tuvo lugar en Aragón, entre el 4 y el 15 de agosto, cuando el número de fallecimientos fue un 44% superior al habitual. La comunidad autónoma era a principios de mes el epicentro de la segunda ola en España. A día de hoy, Aragón ha conseguido estabilizar su situación epidemiológica aunque su tasa de incidencia, de cerca de 290 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos días, sigue por encima de la media española de 213.

    Con una detección del virus mucho mayor que en los primeros meses de pandemia, durante estos nuevos periodos de exceso el Ministerio de Sanidad ha notificado 643 fallecidos con PCR positiva por coronavirus. La cifra supone un 18% del total del exceso de mortalidad estimado por el ISCIII, aunque los incrementos y los periodos han sido distintos en cada Comunidad Autónoma.

    Pero la explicación de estos nuevos incrementos va más allá de la Covid. No es extraño que los meses más calurosos del año registren un exceso de mortalidad. De hecho, el ISCIII gestiona desde el año 2004 el MoMo «con el objetivo inicial de monitorizar el impacto sobre la salud de las olas de calor en España», según consta en su página web. Justo un año antes Europa sufrió una de las peores olas de calor desde que existen registros. El Instituto Nacional de Estadística (INE) cifró en cerca de 13.000 víctimas el incremento de muertes entre junio y agosto de ese año. Hasta el momento, para el verano de 2020 se estiman 1.847 defunciones atribuibles al exceso de temperatura, un dato «similar al de años pasados», afirman desde el ISCIII.

    Con cifras hasta el 16 de agosto, 2020 va camino de superar a 2003 en mortalidad. Sin embargo, aunque el final de julio marcó récords en las temperaturas, según informó la Agencia Estatal de Meteorología, los episodios de calor de este año no han sido tan acusados como los de 2003 o 2015, también entre los más calurosos. Desde el comienzo del verano, en la semana del año número 26, han fallecido cerca de 2.000 personas más que entonces, según los datos de defunciones semanales que publica el INE y con una población más envejecida. A falta de datos más recientes del INE, el ISCIII apunta una caída del exceso de mortalidad durante la segunda quincena del mes.

    La saturación del sistema sanitario, el aplazamiento de intervenciones y tratamientos o el miedo a contraer el virus por ir al hospital son otras de las causas que explican el incremento de muertes. Un artículo publicado por la Revista Española de Cardiología a partir de la recopilación de datos de 73 hospitales concluye que durante la primera semana del estado de alarma, entre el 16 y el 22 de marzo, se realizaron menos de la mitad de los diagnósticos habituales en las áreas de cardiología.

    «Hasta que no se haga un análisis comparativo de este año completo respecto a anteriores es difícil determinar si el incremento global de mortalidad puede tener relación con la afectación cardiovascular», advierte el Doctor Ángel Cequier, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.

    Cequier menciona que estudios realizados en las ciudades de Nueva York y París muestran que la tasa de muertes súbitas, ligadas en un alto porcentaje a causas cardiovasculares, fue más elevada durante las primeras semanas de pandemia. «El virus puede tener un papel pero creemos que el factor más importante es el miedo que había por ir al hospital».

    El doctor cuenta además que una tercera parte de los ingresados por Covid presentó alguna afectación cardiovascular. «Muchos de ellos han evolucionado favorablemente, pero no sabemos qué secuelas a medio-largo plazo van a presentar esos pacientes», advierte.

    Para conocer de forma fehaciente las distintas causas de las defunciones de este verano habrá que esperar a que el Instituto Nacional de Estadística publique la estadística correspondiente, que se elabora cada año. Los últimos datos detallados disponibles actualmente son los relativos a 2018.

    Conforme a los criterios de

    The Trust Project

    Saber más

    Leer mas

    Related Articles

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *