Nutrición, clave para los recuperados de COVID-19

    11 de agosto de 2020 08:23 AM

    Los pacientes malnutridos son especialmente vulnerables al COVID-19, no importa si es por exceso o por carencia.

    Esa es la principal razón por la cual la labor de los nutricionistas es tan importante en la lucha contra el nuevo coronavirus, aunque no haya sido una de las más visibles en esta pandemia.

    Olga Tatiana Jaimes Prada es la directora Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad del Sinú, seccional Cartagena y nos explica las claves de la nutrición en tiempos de pandemia, especialmente para aquellas personas que padecen el virus y las que ya lo superaron. (Le puede interesar: ¿Qué comer para fortalecer nuestras defensas ante el coronavirus?)

    “El nutricionista dietista desempeña un rol protagónico en el equipo de salud desde el ingreso del paciente a su hospitalización a través de la determinación del riesgo y del estado nutricional, debido a que la evidencia científica ha reportado que los pacientes con estados de malnutrición, tanto por déficit como por exceso, son susceptibles a mayor morbi-mortalidad”, explica Olga y dice que identificar el estado nutricional de estos pacientes es el punto de partida del plan de atención médica integral. Veamos las claves del tema:

    1. Para permanecer sanos:

    “Se han identificado numerosos componentes de la dieta relacionados con el sistema inmune, nutrientes cómo la arginina, glutamina, ácidos nucleicos, las vitaminas A, C y E, así como los ácidos grasos Omega-3 determinan la respuesta inmunitaria celular”, es decir, nos ayudan a tener un sistema inmunológico fuerte, explica Olga.

    El estado nutricional de los pacientes es el punto de partida del plan de atención médica integral.

    2. Para quienes superaron la enfermedad:

    Una vez superada la enfermedad debe mantener una alimentación variada (diferentes colores y sabores) distribuida de 3 a 5 tiempos de comida atendiendo a las recomendaciones del plato saludable de la familia colombiana.

    -En cada tiempo de comida se debe incluir un alimento rico en proteínas como huevo o queso en el caso del desayuno, carnes de res, pollo, cerdo, pescado en el momento del almuerzo y comida o cena.

    -Es importante consumir leguminosas secas de 3 a 4 veces a la semana, que proveen al organismo de proteína, fibra y vitaminas.

    -Los carbohidratos (cereales, raíces, tubérculos y plátanos) deben estar presentes en los 3 tiempos de comidas principales, al igual que incluir pequeñas porciones en las meriendas.

    -Los vegetales complementan el plato, estos se deben variar todos los días en preparaciones crudas (ensaladas) o cocidas y las frutas deben incluirse preferiblemente en porción de 3 a 5 veces al día.

    -Los lácteos (leche, yogur, queso) se recomiendan entre 1 a 3 porciones diarias siendo los niños quienes deben consumirlos en mayor cantidad.

    -En los casos donde se presenta pérdida del apetito ajustar el menú en texturas de preferencia del paciente. Finalmente para lograr una hidratación adecuada se recomienda el consumo de 2 a 3 litros día de agua para la población adulta. (Lea también: Recomendaciones para alimentarte y ejercitarte bien durante la cuarentena)

    En su día

    El 11 de agosto se celebra el Día Latinoamericano del Nutricionista, esta fecha se conmemora en honor al médico Pedro Escudero, que nació el 11 de agosto de 1887. “Él creó la Asociación Argentina de Nutrición y Dietología y es reconocido por crear las leyes de la alimentación (calidad, cantidad, armonía y adecuación) con el objetivo de definir la normalidad de un plan alimentario”, apunta Olga.

    Leer mas

    Related Articles

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *