La mezcla de alcohol y nicotina durante el embarazo

    Cuando una mujer embarazada consume tabaco y bebidas alcohólicas, está incrementando el riesgo de que la salud corporal o mental de su hijo o hija se resienta.

    En el caso de la salud mental, pueden surgir problemas como deterioro cognitivo, menor rendimiento académico y Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

    A pesar de estos efectos nocivos, en países como Estados Unidos, más del 10% de las mujeres embarazadas beben alcohol y fuman, según algunas estimaciones.

    Una nueva investigación ha explorado el efecto combinado del alcohol y la nicotina del tabaco sobre el desarrollo cerebral del feto.

    Los autores del nuevo estudio, incluyendo Metin Akay, Yasemin Akay y Tina Kazemi, de la Universidad de Houston en Estados Unidos, han descubierto que, durante la fase temprana del embarazo, la mezcla de alcohol y nicotina altera significativamente las vías de regulación de los genes del feto en desarrollo, lo que puede dar lugar a importantes deficiencias en el desarrollo del cerebro.

    Hasta donde saben los autores del estudio, este es el primero de su tipo en realizarse.

    [Img #61902]

    Metin Akay. (Foto: University of Houston)

    «Las alteraciones de estas vías son cruciales ya que están involucradas en la formación de la red neuronal», enfatiza Metin Akay.

    En las vías en las que los investigadores han visto alteraciones significativas de muchos genes y microARNs en respuesta a la coexposición perinatal a la nicotina y el alcohol, han observado anomalías que afectan al crecimiento de células dopaminérgicas, la migración neuronal, la guía de axones neuronales, la señalización de neurotrofinas y las sinapsis glutamatérgicas. (Fuente: NCYT de Amazings)

    Leer mas

    Related Articles

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *