Covid y gripe en niños, mismos ingresos y diferentes síntomas en el diagnóstico

    Covid y gripe en niños, mismos ingresos y diferentes síntomas en el diagnóstico

    Los autores creen que la coincidencia de las dos enfermedades en los próximos meses supondrá un aumento en las hospitalizaciones pediátricas. Advierten que la próxima campaña de vacunación contra la gripe será especialmente importante

    Visita al pediatra de un niño.

    Visita al pediatra de un niño.
    SHUTTERSTOCK

    Actualizado

    La llegada del otoño traerá una nueva dificultad para el sistema de salud: la gripe y otros virus respiratorios estacionales comenzarán a circular junto al SARS-Cov-2. Los profesionales sanitarios temen que esta situación complique aún más la estrategia de detección y diagnóstico del nuevo coronavirus, sobre el que aún planean muchas incógnitas. En este sentido, investigadores del Hospital Infantil Nacional de Estados Unidos publican este martes en la revista JAMA Network Open los resultados de un estudio comparativo entre niños que han pasado la Covid-19 y menores que padecieron la gripe. Se trata de uno de los primeros trabajos en cotejar las características clínicas de ambas enfermedades en este grupo específico de población.

    El análisis no muestra diferencias significativas en las tasas de hospitalización causadas por el virus SARS-Cov-2 y en las originadas por los influenzavirus A y B (responsables de la gripe), ni tampoco niveles distintos en el número de pacientes que tuvieron que ingresar en la unidad de cuidados intensivos o en los que requirieron ventiladores mecánicos. No obstante, los autores creen que el nuevo coronavirus es una amenaza más grave por su efecto en el sistema inmunitario. «Nuestros datos sugieren que tanto la Covid-19 como la gripe son potencialmente peligrosas para los niños y pueden causar una forma severa de infección que puede llevar a la hospitalización, a la atención en la UCI e incluso al uso de ventiladores», explica la doctora Xiaoyan Song, investigadora principal del estudio y directora del servicio de Control de Infecciones y Epidemiología del Hospital. «Teniendo en cuenta que la Covid se ha asociado con el síndrome inflamatorio multisistémico en niños (una afección poco frecuente pero grave, que puede aparecer de 2 a 4 semanas después de los primeros síntomas), nos preocupa que esta enfermedad pueda suponer un riesgo mayor que la gripe».

    El segundo hallazgo de este estudio fue que los pacientes de Covid-19 informaron de más síntomas en el momento del diagnóstico (incluyendo fiebre, tos, diarrea o vómitos, dolor de cabeza, dolor corporal o dolor de pecho). «Es algo que no esperaba cuando me planteé hacer el estudio», recuerda Song, que también es profesora de pediatría en la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad George Washington. «Hicieron falta varias rondas de reflexión y análisis de los datos para convencernos de que ésa era la conclusión correcta». De acuerdo con la investigadora, el hecho de que los niños presenten más síntomas en el momento del diagnóstico es especialmente relevante, sobre todo porque aún se desconoce mucho sobre la Covid-19. «Es una buena señal desde el punto de vista de la prevención y la planificación», señala Song. «Estamos haciendo énfasis la importancia del reconocimiento y del aislamiento temprano en la Covid; tener un cuadro clínico claro ayudará a los médicos a diagnosticar a los pacientes con síntomas del coronavirus«.

    Sin datos de los asintomáticos

    En el estudio participaron 315 niños diagnosticados con Covid-19 entre marzo y mayo de este año (confirmado mediante test en el laboratorio del hospital) y 1.402 que pasaron gripe estacional entre octubre de 2019 y junio de 2020. Se excluyeron del estudio los pacientes asintomáticos que dieron positivo en la prueba de Covid-19 durante la preadmisión o el examen previo al procedimiento. «En comparación la Covid-19, los datos sobre niños asintomáticos con gripe son muy escasos», explica Song. «Esperemos que nuestro estudio estimule un mayor interés en investigar en este punto».

    De los pacientes aquejados con Covid-19, el 17,1% necesitó hospitalización, incluido un 5,7% que tuvo que ser ingresado en cuidados intensivos (UCI), además de un 3,2% que requirió asistencia de un ventilador mecánico. El 52% eran varones, con una edad media de 8,4 años. En cuanto a los enfermos de gripe, se registró el mismo porcentaje de varones, pero con una edad media sensiblemente menor, de 3,9 años; un 21,2% fueron hospitalizados, un 7% trasladado a la UCI y un 1,9% requirió asistencia respiratoria mecánica. En ambos grupos la fiebre fue el síntoma más frecuente en el momento del diagnóstico, especialmente en los pacientes hospitalizados con Covid-19 (el 76% frente a 55% con gripe). También presentaron más casos de tos (48% vs 31%), de diarrea o vómitos (26% vs 12%), dolor de cabeza (11% vs 3%), dolor corporal (22% vs. 7%) y dolor de pecho (11% vs. 3%).

    Vacunación y confinamiento

    Por otro lado, los resultados subrayan la importancia de las medidas barrera que se están utilizando actualmente para prevenir la transmisión del Covid-19, como el lavado de manos, el uso de máscaras y el distanciamiento social, que también podrían ayudar a reducir los brotes de gripe. «La coincidencia de la gripe y la Covid-19 este otoño podría significar un aumento en las hospitalizaciones pediátricas. Por eso es importante vacunarse contra la gripe, ya que puede ayudar a sacar de la circulación al menos un virus respiratorio», explica la autora. «Cada día estamos aprendiendo cosas nuevas e importantes sobre este virus, lo que a su vez mejora nuestra protección».

    Asimismo, los investigadores constataron que a lo largo del período estudiado se produjo un descenso abrupto de los casos de gripe, observado tras el cierre de las escuelas locales y las medidas de confinamiento que se aplicaron en Washington D.C. De acuerdo con los autores, los efectos del cierre de escuelas en la propagación de la Covid-19 entre los niños será la próxima área de estudio para su equipo. «Ahora queremos evaluar su impacto para poder determinar en qué punto el coste de quedarse en casa supera el beneficio de reducir la transmisión del virus y la carga para el sistema de salud», señala.

    Conforme a los criterios de

    The Trust Project

    Saber más

    Leer mas

    Related Articles

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *